2000 Waimiri-Atroari Desaparecidos Durante a Ditadura Militar

Que vivam os Povos Indígenas! Que vivam Bem!

sábado, 13 de julho de 2013

Carta Pública ante la Desaparición Física de el Hermano José María Korta Lasarte


Esta semana a Aby Ayala (América do Sul) perdeu um dos principais defensores dos direitos dos povos indígenas. O Irmão Jesuíta José Maria Korta, que deixou sua terra basca em 1962 e desde então se tornou um incansável lutador pelos direitos dos povos indígenas da Venezuela.
Quando em 2010 fui visitá-lo na Universidade Indígena da Venezuela (UIV), acabei surpreendido com a notícia de que ele estava em Caracas, em greve de fome pelo reconhecimento e contra a invasão dos territórios indígenas que, como nos outros Estados latino-americanos, vinham sofrendo graves pressões do agronegócio e mineração.
O texto de despedida a seguir foi escrito por Jorge Arrenza, Vice-Presidente da Venezuela, e demonstra, não somente um pouco do significado desta perda, mas também a necessidade das lutas radicais, como a de Korta, para que haja uma melhor percepção dos Estados frente aos graves conflitos que ameaçam a vida de camponeses e indígenas.
Korta é semente de vida plantada na terra. Aby Ayala agora é mais forte!
Casa da Cultura do Urubuí, 14 de julho de 2013.

Maiká Schwade.
---

Irmão Korta em greve de fome pelos direitos indígenas na Venezuela
Fonte da Imagem: Luis Carlos Dias, 2010.
Hay un camino que nos lleva a la plenitud en la vida. Uno al servicio de los demás, en la construcción de un mundo más justo. Esa fue la ruta que tomó José María Korta Lasarte. Más que vasco, que jesuita, un ser humano al servicio de otros. No de cualquiera. Consagró su paso por este mundo a entender y respetar a los pueblos originarios de nuestra patria. Sin pretensiones, sin simulacros, recatos o imposición. Se dedicó a construir desde el reconocimiento, el respeto y el diálogo con esa cultura, y de esta misma forma se le retribuyó con el respeto sublime que sólo puede entregar un pueblo culto como pocos en su propia cosmogonía trascendental.

El “Hermano Korta”, así conocido entre sus allegados, hizo aportes fundamentales, sobre todo voluntad y entrega, para construir un espacio maravilloso en el corazón de un territorio y varios pueblos: la Universidad Indígena de Venezuela. Utopía reconocida por la sensibilidad de un gigante: El Comandante Supremo Hugo Chávez, quien la consagró ante el país como un espacio para el saber, para el desarrollo de un conocimiento distinto y asociado a la raíz más profunda de nuestra patria. Esta universidad, que busca rescatar la tradición que tienen todos nuestros pueblos indígenas, reconoce su relación con el territorio, la energía y la esperanza vibrante de la naturaleza; fue su morada de los últimos años. Su acción pertinaz e impertérrita, nos enseña de alguna forma que, más que incorporar a nuestros pueblos originarios a la lógica y “civilización”, debemos procurar los espacios reflexivos desde los cuales nuestros hermanos y hermanas, primeros moradores de nuestra tierra, semilla de nuestra patria, logren reencontrarse con todo aquello que los define y determina como hombres y mujeres capaces de comparecer ante la vida con la férrea dignidad de quien asume su camino. También nos enseñó que la descolonización es un aprendizaje práctico y constante, que nos interpela cotidianamente cuando nos relacionamos con el mundo.

Korta deja un legado de entrega hacia el prójimo, una senda de sacrificio que se comparece a lo mejor de la vida de Jesús. En su vocación de entender las necesidades del pobre se rescata buena parte del apostolado cristiano que abrazo en la forma más pura, la más transparente. Desde ese sitio también asumió una impronta innegable de comprensión por la necesidad de los más desvalidos.

La partida de José María Korta Lasarte nos compromete como pueblo, como Gobierno Revolucionario, a asumir de forma integral, humana y diáfana, nuestra relación con los pueblos originarios, a profundizar el camino que abrió el Comandante Hugo Chávez. Reconocer los derechos, la sabiduría y la sensibilidad latente que proviene de lo más profundo de nuestra historia. Ser humildes para entender la profunda inteligencia que late en el corazón mismo de nuestra génesis. Rindamos un tributo a la vida de un gran hombre que echó su suerte a andar con los pobres originarios de nuestra tierra, parafraseando al poeta. ¡Honor y gloria!
Independencia y Patria Socialista
¡Viviremos y Venceremos!

Jorge Arreaza
Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela

Originalmente Publicado por Aporrea.org.
Dia 12 de julho de 2013.

Nenhum comentário:

Postar um comentário